TYLER, Adrian forest
  • AÑO: 2008 TÉCNICA: tinta pigmentada sobre papel de algodón EDICIÓN: 3/4 DIMENSIONES: 138 x 110 cm MODALIDAD: fotografía
  • De entre todos los órganos sensoriales, el del olfato tiene la facultad de evocar físicamente un tiempo y lugar determinados; un olor puede conectar una experiencia del pasado con el momento presente y, si el recuerdo es lo suficientemente vigoroso, esa experiencia puede transportar a nuestro entero ser físico a través del espacio y el tiempo.

    Fotografiando antiguos bosques primigenios tomé consciencia de conexiones físicas que trascienden el lapso de tiempo en que transcurre nuestra vida, remontándose hasta nuestro pasado colectivo; el olor y la presencia física del bosque causan una sensación que inmediatamente abruma y asusta, si bien con el tiempo el temor disminuyó y esa conciencia se volvió reconfortante.

    El olor del suelo del bosque nos recuerda que aquello que vemos, sentimos o creemos acerca de nosotros mismos tiene escasa importancia; todos volveremos a ser lo que fuimos al principio; nada existe en realidad salvo este momento.

    Adrian Tyler