Pues sí, parece mentira, pero ya hemos superado el inicio del año con la realización de seis magníficos talleres de nuestra Fundación para la Escuela Decroly de Barcelona. Hemos tenido en nuestro mágico espacio a alumnos y alumnas de todos los cursos de Primaria, desde primero a sexto. La verdad es que la experiencia ha resultado muy enriquecedora, en la que hemos olido, reconocido esencias de todo tipo, pintado narices y creado obras de arte con pinturas perfumadas, dejándonos llevar por la creatividad más desbocada.

Lo más maravilloso ha sido ver las expresiones de estos niños y niñas, que abren unos ojos enormes cuando huelen algo que les apetece, como el chocolate o las fresas, y que se estremecen con el olor de animal o de podrido.

Gracias a estas vivencias hemos compartido el papel primordial del olfato en nuestras vidas y hemos dejado ir nuestra creatividad en las obras que se han realizado al final y que aún algo húmedas, han partido con cada grupo hacia el autobús.

Desde la Fundación Ernesto Ventós llevamos a cabo experiencias únicas, originales y creativas, pero a la vez reflexivas y enriquecedoras y vivenciales, que es la educación por la que apostamos.

Si deseas más información sobre los dos talleres que hemos realizado en esta ocasión haz clic aquí. O mejor aún… consúltanos para concertar un taller y ¡vívelo en primera persona!